ENRICO CARUSO

ENRICO CARUSO

sábado, 25 de enero de 2014

Arrigo Boito habla de Caruso

Su voz es algo sobre lo que ocurre a mi corazón, Su canto tiene una nobleza instintiva, no quiero tratar de describir. Los felicito y les agradezco con el corazón y la mente para el disfrute usted tiene dos da...

Usted debe venir a la scala y L'elisir d'amore escuchar el joven tenor que canta como un ángel!







Arrigo Boito (Padua, 4 de febrero de 1842 - Milán, 10 de junio de 1918), poeta, narrador y refinado compositor italiano, conocido sobre todo por sus libretos y su ópera Mefistofele, con la que pretendió introducir en Italia el estilo wagneriano. Estudia violín, piano y composición en el Conservatorio de Milán, desde 1854. Terminados sus estudios, parte con Franco Faccio a París donde entra en contacto con Gioacchino Rossini. Visita después Polonia, Alemania, Bélgica e Inglaterra. De regreso a Milán, después de un período en el que trabaja en varios oficios, en 1862 escribe la letra del Himno de la Nación, que es luego musicalizado por Giuseppe Verdi para la Exposición Universal de Londres. Trabaja varios años en una ópera acerca del mito de Fausto, Mefistofele (basada en el Faust de Göthe) –tema que también fue musicado en obras de Louis Spohr (una ópera compuesta en 1816), Richard Wagner (su Obertura de Fausto en re menor, de 1844), Hector Berlioz (La Damnation de Faust, obra dramática no teatral, de 1846), Charles Gounod (una ópera, de 1859) y, posteriormente, en el siglo XX, Ferruccio Busoni (su ópera Doktor Faust, de 1916). Durante dos meses de 1866, junto a sus amigos Franco Faccio y Emilio Praga, sigue a Giuseppe Garibaldi en las acciones del Trentino. En 1868 presenta en La Scala de Milán su ópera Mefistofele. El estreno no es bien recibido y provoca desórdenes y peleas por su supuesto "wagnerismo"; después de dos representaciones la policía interrumpe las funciones. Boito hace varias revisiones de la ópera y realiza cortes (la parte de Fausto, escrita para un barítono, es reescrita para tenor). La nueva versión, presentada en 1876 en el Teatro Comunal de Bolonia, es un gran éxito y a partir de entonces forma parte del repertorio más conocido de óperas y es presentado con frecuencia. El papel más famoso del tenor Beniamino Gigli (1890-1957) fue justamente el de Fausto de esta Mefistofele. Aparte de Mefistofele, Boito escribió muy poca música. Terminó (pero más tarde destruyó) otra ópera, Ero e Leandro, y dejó incompleta otra más, Nerone, en la que había estado trabajando, de manera discontinua, entre 1877 y 1915; excluyendo su último acto, para el que Boito dejó sólo unos pocos esbozos, Nerone fue terminada tras su muerte por Arturo Toscanini y Vincenzo Tommasini y se estrenó en La Scala, 1924. Mefistofele es la única de sus obras que actualmente se representa con cierta regularidad. El prólogo a la ópera, ambientado en el Cielo, es una pieza de concierto favorita. Enrico Caruso incluyó sus dos arias para tenor en su primera sesión de grabación.1 También dejó una Sinfonía en La menor en un manuscrito